¿Cómo superar la culpa?

Hola a todos! hoy quiero compartir con ustedes algunas reflexiones sobre el sentimiento de culpa. El sentirse culpables es una emoción que genera bloqueo, ya que nos da la sensación de que no hay vuelta atrás, no vemos una posible solución ya que lo que esta hecho no se puede modificar. Esto hace que su transformación y superación se haga más complicada.

Cuando tenemos consciencia de ella la sentimos con mucha intensidad y puede resultar tan pesada y dolorosa que necesitamos quitarnos ese sentimiento de culpa de encima.

¿Qué causa el sentimiento de culpa?

La culpa es una emoción que se puede ser causada por diferentes situaciones:

  • tanto sea pequeña, como cuando nos saltamos la dieta, hasta en un hecho tan terrible como un accidente. 
  • tanto sean hechos concretos como pensamientos o emociones.
  • tanto si han sucedido o no en el pasado "lo que hice o dejé de hacer", en el presente "lo que hago o no estoy haciendo" y en el futuro "lo que haré o no haré".

Esto se debe a que el sentimiento de culpa no tiene una relación directa con la causa que la provocó, es decir, que no nos sentimos culpables por el acto en sí que hemos o no realizado sino con la manera en que lo interpretamos, ya que creemos que nuestro proceder han producido un daño a los demás.

¿Qué es la culpa?

La culpa es un sentimiento que nos indica que algo de lo que hicimos o algo que no hicimos, no está de acuerdo a nuestras normas morales, sociales o personales, sería como decirnos “hice algo malo”, “no hice lo que tenía que hacer” o “he traicionado a otros o a mí mism@”.
Es una señal de que debemos cuidarnos y cuidar a los demás desde el respeto propio y respeto por el otro. 

Es un sentimiento que no suele estar solo sino que está acompañado por otras emociones como la angustia, el remordimiento, la impotencia, la frustración y la vergüenza. 

El sentimiento de culpa desarrolla la empatía

Es una emoción que en su justa medida nos ayuda a respetar nuestros propios valores, a darnos cuenta cuando hemos traspasado nuestros límites personales y nos da una señal de que algo nos está pasando internamente.

Desarrolla la empatia, esa capacidad de ponernos en el lugar del otro, de entender qué le pudo pasar al otro con mis acciones.

Y nos deja un aprendizaje de aquello que queremos para nosotros mism@s y para los demás generando ajustes y actos creativos de reparación de lo sucedido.

Culpa patológica

En el mecanismo del sentimiento de culpa nosotros mism@s somos nuestros jueces, nos juzgamos y nos imponemos castigos.

Desde la mirada de la culpa somos malos, tontos, inútiles.

Si ejercemos el rol de jueces de forma severa, dictando sentencias rígidas e inflexibles e impartiendonos castigos exagerados, el mecanismo se vuelve destructivo, principalmente, para con nosotros mism@s.
De esta forma la emoción se enquista y terminamos fustigandonos a nosotros mismos sin permitirnos solucionar o reparar la situación, de esta forma vamos perjudicando nuestra autoestima.
Sostener este sentimiento nos suma más sufrimiento al dolor generado por la situación y no nos ayuda a resolver ese dolor de forma creativa sino que desde su perspectiva no hay salida ni escapatoria, nos paraliza para actuar.
En la culpa patológica hay un enjuiciamiento severo, una denigración de la autoestima, una autodefinición categórica e inmodificable, un castigo, no hay perdón y sin posibilidades de cambio.

La emoción de la culpa y las creencias

Vemos que la culpa puede transformarse en patológica si está sostenida y alimentada por algunas creencias que tenemos incorporadas:

  • nos obligamos a responder si o sí a las exigencias del entorno de forma perfecta, nos exigimos ser perfectos,
  • el hecho de tener defectos nos descalifica como personas,
  • no soportamos cometer errores,
  • los errores tiñen todos nuestros aciertos,
  • las equivocaciones de los demás las sancionamos con rigor,
  • el mundo se divide en víctimas y victimarios,
  • nos cuesta perdonar y ser perdonados.

¿Cómo transformar la culpa en responsabilidad?

Hay una forma diferente de interpretar y de sentir. Podemos transformar la culpa en responsabilidad.
Desde la responsabilidad existe la posibilidad de analizar lo que ha sucedido y como nos hemos comportado, saber de nosotros mism@s, en qué grado de conciencia estamos y aprender de la experiencia.
Tiene que ver con juzgarnos, aceptar que no actuamos de forma correcta y que podemos realizar actos de reparación en el presente y tomar otras decisiones en el futuro, en casos similares, por lo aprendido.

Responsabilidad ¿cómo liberarnos de la culpa?

En la responsabilidad el camino es:

  • El reconocimiento del propio error. Este reconocimiento implica que nos aceptamos como seres humanos con imperfecciones, que no somos perfectos.
  • La consideración del ensayo y error como parte del aprendizaje y el crecimiento. La equivocación no nos anula sino que nos muestra que el aprendizaje es un proceso y no solo un resultado.
  • La aceptación de la realidad, ya que muchas veces las situaciones son producto de accidentes, de fatalidades que no podríamos evitar aunque quisiéramos, accidentes en donde nos vemos involucrados pero que no tenemos responsabilidad en el suceso, lamentablemente solo sucede.
  • No realizar juicios de valor severos sino aceptación de lo sucedido. Nos damos cuenta que la conducta que hemos tenido se debe al punto en que nos encontramos en nuestro crecimiento personal y que no hubiéramos podido hacerlo de una forma diferente pero que podemos aprender de ello.
  • La reparación del error. Podemos realizar una acción para disculparnos, rectificar o compensar las consecuencias que ha tenido nuestra conducta errónea. Damos lugar al perdón tanto del otro como para con nosotros mismos.
  • Y finalmente, el cambio de conciencia y conducta, ya que estamos en continuo crecimiento, no hemos nacido como un producto terminado sino que siempre existe la posibilidad de mejorar.

Cuando nos desprendemos de ella hay liberación, ya no estamos atrapados.
Aquí les dejo el enlace de un cortometraje que ilustra el sin salida de la culpa y la liberación de ella.

Un saludo para todos,
        Psicologa_en_Barcelona_Jaquelina_Pievaroli.jpg 

Jaquelina Pievaroli
Psicoemo - Psicólogo en Barcelona

Ps. Jaquelina Pievaroli

Psicóloga y autora de artículos para la reflexión del Centro "Psicoemo - Psicólogo en Barcelona". Ofrece un espacio para aquellas personas que necesitan un acompañamiento, en este momento de sus vidas, desde la Psicoterapia Individual o Terapia de Pareja. El objetivo es abrir un camino de crecimiento y superación para aprender a vivir mas felices.

¿Qué opinas tu?

Marietta

La culpa nos desnivela y corta el crecimiento si no la reconocemos y la rectificamos. Debemos aprender a reconocer nuestros errores, teniendo en cuenta que tomamos una decisión dependiendo de los factores del momento y que en ese momento creíamos haber hecho la mejor elección. Por eso es importante aprender a responder cuando nuestra mente este centrada y no alterada. Gracias por este mensaje,

Reply
olga

como se hace si me siento culpable porq la persona a quien hice mal se muere…………y es el amor de mi vida????hace un mes y medio q paó y me siento muy muy culpable..no puedo repararlo!!!!por q ya no está

Reply
Psicóloga Jaquelina Pievaroli

Hola Olga,cuanto lo siento porque el hecho de que te sientas culpable te hará más pesado el duelo. Es normal que ahora no veas posibilidades de cambiar ésta sensación porque se suma el dolor por la pérdida entonces todo se hace negro y sin salida. Recurre a alguien que te acompañe a pasar por éste momento tan dificil porque existen formas de superarlo, un fuerte abrazo

Reply
WhatsApp chat